La Formula 1 se equivoca con el regreso de los repostajes

Ferrari

Las Ferrari F60 y F2008

Estamos en abril de 2009, la FIA y la FOTA acaban de anunciar que los repostajes serán abolidos a partir de la temporada 2010 de la Formula 1 señalando el ahorro en los costos y la mejora en el espectáculo como las razones principales.

Seis años han pasado desde que las dos fuerzas mayores acordaran prohibir los repostajes, ahora la FOTA no existe en términos prácticos y la FIA ha perdido casi todo el poder que ostentaba en aquel entonces, ahora un nuevo monstruo llamado Grupo de Estrategia de la Formula 1 –  formado por la FIA, la FOM y seis equipos – es quien toma las decisiones en este deporte.

Recientemente el Grupo de Estrategia se ha reunido y han decidido realizar cambios en la Formula 1 entre los cuales destaca el regreso de los repostajes que fueron prohibido hace ya seis años y este articulo trata sobre porque pienso que es un error traerlos de vuelta.

EL COSTO DE LOS REPOSTAJES

Es fácil olvidar que la razón número uno para eliminar los repostajes fue el gasto que suponían a los equipos, tengan en cuenta que para cuando los repostajes se prohibieron el deporte motor estaba entrando en una crisis económica global que había golpeado muy fuerte a los fabricantes de automóviles que estaban involucrados en el deporte, imaginen el golpe que supuso a los equipos independientes. También consideren que la Formula 1 era mucho más simple y barata para los equipos más modestos, solo tenemos que ponderar que el abastecimiento de motores para toda una temporada le costaba a los equipos modestos una cantidad entre $8-13 millones al año, ahora el precio es entre $20.6-30 millones.

Se confirmó que a partir de 2010, el repostaje de combustible durante la carrera será prohíbo con el fin de ahorrar los gastos de transporte de equipos para el re-abastecimiento de combustible y aumentar el incentivo para que los fabricantes de motores mejoren la eficiencia de combustible (para ahorrar peso). Dijo la FIA en 2009 luego de una reunión del Consejo Mundial del Deporte motor.

He traído el precio de los motores sobre la mesa para que tengan una idea de lo compleja y costosa que resulta ser la realidad actual en la Formula 1. Encima de todo y lejos de buscar soluciones que realmente impacten de forma positiva la reducción de gastos dentro de la máxima categoría, el Grupo de Estrategia ha decidido agregar un gasto innecesario trayendo de vuelta los repostajes y desdiciendo lo que en 2009 dijo el colectivo de equipos de los cuales ellos eran parte respecto a los gastos que conllevaban.

Si eran caros antes, ahora serán aún más caros.

OTROS EFECTOS NEGATIVOS DE LOS REPOSTAJES

Quitando el hecho de que los repostajes sin lugar a dudas suponen un gasto para todos los equipos, existen otros efectos secundarios que vienen asociados al hecho de tenerlos de vuelta y el primero de ellos es el tecnológico.

Solo el año pasado, vimos como los suplidores de combustibles y lubricantes pasaron de ser actores terceros del gran circo a estar en la plana central de toda la prensa motriz que rodea a la Formula 1, ese nivel de exposición se debió a que Shell, Total, Petronas y Mobil trabajaron codo a codo con sus socios estratégicos para crear combustibles que fuesen no solo más eficientes y menos pesados, sino que también aportaran más potencia, este tipo de exposición podría perderse debido a que el fantasma del ahorro de combustible desaparece de escena y eso termina por quitar presión a los suplidores de combustible por mejorar en plazos de tiempos más cortos sus productos. No estoy diciendo que no seguirán llegando mejoras en este sentido, pero sin lugar a dudas el sentido de urgencia no será el mismo y eso afectara la velocidad de desarrollo y por ende la exposición pues podría no ser una prioridad A1 para los equipos.

Sí, es bueno ver como un piloto va a todo gas en cada tanda de vueltas, como también es bueno que los tiempos por vuelta bajen considerablemente, pero la solución para lograr bajar los tiempos no era traer los repostajes a costa de perder identidad tecnológica, sino reducir el peso de los autos en gran medida, puesto que en 2015 el peso mínimo requerido sin combustibles es de 702 kilos, mientras que en 2009 – último año con repostaje – fue de 605 kilos, una diferencia de 97 kilos sin combustible.

Los autos de 2010 a 2013 cargaban más combustible abordo que los actuales y colocaban tiempos por vuelta similares a los vistos en la era de los motores V8 y el repostaje, con una aerodinámica menor que la vista entre 2006 y 2008; la diferencia entre esos autos y los actuales era el peso y el agarre de las gomas pues las actuales no son tan rápidas como las que vimos entre 2009 y 2013.

MEJORANDO EL ¿SHOW?

La Fórmula 1 en si es un espectáculo disfrazado de deporte y parte de ese espectáculo radica en el arte del rebase, el cual es el momento más emocionante durante la carrera, el equivalente al cuadrangular en el béisbol, el gol en el fútbol o la clavada en el baloncesto.

Pocos saben que entre 2006 y 2009 – tomo solo esos años, aunque tengo los datos desde el 1981 hasta la fecha – los rebases en pista iban en claro declive y para solucionar este problema se tomó la decisión en 2008 de limpiar la aerodinámica de los autos para que el auto que iba detrás pueda seguir de forma más eficientemente en las curvas al que va delante, para luego completar el rebase en el lugar más conveniente. Fue esa la razón por la cual vimos como los autos fueron limpiados de tantas alas en sus chasis para minimizar las turbulencias que recibía el auto que iba detrás.

En 2009 la Formula 1 tuvo un reinicio en materia de aerodinámica para ayudar a aumentar los rebases en pista, incluso se implementó la idea fallida de ajustar de forma manual unos aletines en el alerón delantero para facilitar las maniobras de adelantamiento ¿Cuál fue el resultado de estas medidas? Fue catastrófico, con la Formula 1 alcanzando mínimos históricos en adelantamientos en los últimos diez años hasta el 2009.

Rebases en la Formula 1

Cantidad de rebases por temporada entre 2006 y 2010.

Como pueden ver en la gráfica, las medidas tomadas para 2009, lejos de ayudar a mejorar el espectáculo lo único que hicieron fue agravar la situación con aun menos rebases que la temporada pasada, a pesar de que los autos ahora eran más fáciles de seguir.

Luego del fiasco visto en 2009 la FIA y la FOTA decidieron prohibir los repostajes durante las carreras dando paso a un incremento asombroso en la cantidad de rebases entre una temporada a otra como pueden apreciar en la misma gráfica. Noten que en 2010 no existía el DRS – el cual nació de forma prematura luego de que Fernando Alonso no pudieran rebasar a Vitali Petrov en Abu Dhabi ese mismo año a pesar de ser claramente más rápido – por lo que los rebases de esa temporada fueron puros y no estuvieron ayudados por el DRS como ocurre en la actualidad.

Por si quedan dudas de que la prohibición fue el principal artífice del aumento de los rebases, solo tomen en cuenta la cantidad de rebases en 2008 respecto a 2009, cuando se efectuó el cambio en las normas aerodinámicas para aumentar los rebases, noten que en lugar de aumentar respecto al año anterior, los rebases en 2009 se redujeron. Sí, tengo claro que en 2009 hubo una carrera menos respecto al año anterior, pero el dato interesante es que el promedio de rebases por carrera fue exactamente de 14.4, es decir, se mantuvo igual a pesar de las medidas pro-rebases que se tomaron el año anterior, lo cual es un fracaso.

Muy diferente es la historia en 2010 cuando hubo más del doble de rebases respecto al año pasado y en donde el promedio de rebases por carrera termino en 27.4. Quiero resaltar que en el año de debut del circuito de Valencia la cantidad de rebases fue de solo cuatro y que en 2009 fue de cero, mientras que en 2010 sin los repostajes y sin DRS la cantidad aumento a 15 rebases en total.

Me parece que llegados a este punto he dejado claro que los repostajes han sido el factor principal de la baja en la cantidad de rebases vistas desde el 2006 hasta el 2009, pero aún restan otros puntos a tratar con relación al espectáculo.

¿A quién no le gusta ver los finales de infarto en la Q3? Desde que está prohibido repostar combustible, hemos tenido sesiones de calificación los sábados de infarto, incluso hemos tenido una imagen mucho más clara de la velocidad final de los pilotos a una vuelta, eso gracias a que ahora los equipos envías sus autos con solo dos vueltas de combustible a bordo a realizar sus tiempos al final de la Q3, permitiendo que nuestros héroes favoritos puedan dar el 100% de lo que tienen por esa vuelta lanzada ¿a quién no le agrada eso? Pues bien, con la llegada de los repostajes vamos a ver como la emoción que da el final de la Q3 se ve obscurecida por la duda de que tanto combustible lleva cada cual.

Por otro lado, esto agrega un factor de incertidumbre interesante debido a la duda de que tanto combustible lleve el Poleman respecto a los que van detrás suyo, eso suponiendo que la FIA no haga lo que hizo en 2009 para evitar el espionaje entre equipos; recuerden que la FIA publicaba los kilos con los que habían clasificado los pilotos, aunque eso no oculta el hecho de que ahora veremos los mejores tiempos de la sesión en la Q2 en lugar de verlos al final de la Q3 cuando se supone que ocurre el verdadero drama.

En pocas palabras, la emoción, la intensidad, el drama y la adrenalina que tenemos al final de la Q3 van a desaparecer debido a la llegada de los repostajes.

También está el tema de la estrategia. Si, muchos apelan a que ahora con los repostajes la estrategia se ve beneficiada y yo la verdad no veo como pueda beneficiarse, pues ahora con la cantidad de segundos que un auto pasa en boxes repostando, se sabe la cantidad de vueltas que dará antes de volver a detenerse para re-abastecerse de combustible. Estrategias como dar más vueltas en la pista son buenas pero carecen del factor sorpresa, por lo que el espectador luego de la primera parada sabe cuándo el piloto se va a detener.

Contrario a lo que ocurre hoy en día en donde no sabemos a ciencia cierta cuando el piloto podría detenerse, eso da paso a estrategias agresivas como el Undercut, en donde el piloto se detiene primero de forma sorpresiva y eso hace que el rival tenga que reaccionar a la parada ya sea optando por parar de inmediato o por estirar la tanda y ganar por factores terceros como el tráfico.

Este tipo de situaciones en donde prima la incertidumbre ya no serán algo cotidiano en las carreras sino más bien algo espontaneo y para nada regular, debido a que vamos a tener una visión clara de cuantas vueltas va a dar cada piloto en base a los kilos de combustible que cargaron durante su parada en boxes, y esto lamentablemente en lugar de agregar valor al espectáculo lo único que hace es restarle.

¿Pero qué hay de la seguridad? El Pitlane de la Formula 1 nunca ha sido un lugar seguro, sin importar si se reposta combustible o si solo se cambian los neumáticos, ese es uno de los lugares más peligroso e inseguros que se pueden encontrar en un circuito durante todo el fin de semana, no obstante recargar combustible agrega aún más peligro del que ya existe.

¿Olvidaron porque los mecánicos usan toda la vestimenta reglamentaria autorizada por la FIA? Es precisamente por el peligro que existe en el Pitlane, mismo que será aún más peligroso con el regreso de los repostajes, por cierto, este será un golpe para la imagen de la federación sobre seguridad.

Existen muchos factores por los cuales los repostajes son buenos para la Formula 1, pero luego de poner en una balanza los pros y contras de su regreso, me temo que tenemos un balance negativo, por lo que considero que tanto en lo económico, deportivo en también en material de seguridad, el regreso de los repostajes es un error más de un liderazgo que no ha mostrado para nada responsabilidad.